VIAJE EN TREN A MAR DEL PLATA PARA NOSTÁLGICOS: CUANDO ERA PURO LUJO Y PLACER

ACTUALIDAD

Viaje en tren a Mar del Plata, a fines de la década de 1930.
Otra época. A mediados del siglo pasado, el tren tardaba cuatro horas y un ratito.
Mar del Plata le debe mucho al ferrocarril. El primer tren llegó el 26 de septiembre de 1886 a la actual ciudad balnearia, en ese entonces una pequeña villa casi desconocida, impulsado por una locomotora Beyer Peacock. Estos 131 años de historia bien podrían ser una metáfora de un país que pasó de la opulencia a la mediocridad a la velocidad de un tren bala. En sus inicios, las familias porteñas más pudientes sustituyeron sus veraneos en sus quintas de San Isidro o Floresta por las playas marplatenses, y los carruajes por el tren como medio de transporte.
El trayecto de 404 kilómetros, en el Ferrocarril del Sud (el Roca), duraba 10 horas, con paradas intermedias, y se lo consideraba un “placer”. Comidas y vagones de madera lustrosa, alojamientos de primera y un vagón exclusivo para el traslado de caballos. Era un viaje a toda orquesta, hacia un destino con perfil aristocrático.
En los años 30 y 40, el tren empezó a vincular a la ascendente “clase media” y los planes turísticos a la costa marplatense. A tono con los tiempos, en 1951 llegó la nacionalización, los impulsos renovadores y el nacimiento del legendario El Marplatense. Este convoy, de 12 vagones revestidos en acero inoxidable, representaba la ostentación del lujo y el confort para viajes de larga distancia.
Cerrado de punta a punta, disponía de sillones, bares, restoranes y aire acondicionado, entre otras comodidades desconocidas hasta entonces por los turistas argentinos. El propio Juan Domingo Perón se entusiasmó y hasta llegó a sugerir que era el tren ideal para valorizar a Mar del Plata.
Resulta curioso, porque esos doce vagones, que integraban El Marplatense, en realidad formaban parte de un tren de superlujo, “The Chessie”, cuyo objetivo era unir Washington y Cincinnati, un tramo de 960 kilómetros, con un tiempo estimado de 12 horas para cubrirlo. Aquella iniciativa, de la compañía Budd & Co, naufragó -entre otras cosas- con el surgimiento de dos competidores de los trenes: las líneas aéreas y el desarrollo del automóvil. Y así, esa formación llegó al país en 1952, comprada por la estatal Ferrocarriles Argentinos a la empresa Chesapeake and Ohio (C&O), sin uso, flamante y con tarifa preferencial.
El mito de El Marplatense pasó a la publicidad. La más recordada, ya en los 70, es la que decía que se podía llegar a Mar del Plata “en 4 horas y un ratito”.
En realidad, tal cosa sucedía desde hacía rato porque desde el principio de esta etapa, la formación era traccionada por la locomotora “Justicialista”, de producción nacional, a una velocidad promedio de 150 km/h. La locomotora original tuvo otro destino, muy lejos de Mar del Plata y por demás llamativo: se trata de una de las piezas “arqueológicas” que integra el museo ferroviario de Baltimore, en los Estados Unidos.
Pasaron los años, la privatización de los ferrocarriles, la prolongada electrificación del Roca, los anuncios reiterados y las nuevas tecnologías.
Así, el “rápido” a Mar del Plata de la actualidad demora casi 7 horas, sin paradas, frente a las “4 horas y un ratito” de 60 años atrás.
Damián Kantor

 clarin
12/12/17

EL TREN DIRECTO HASTA MAR DEL PLATA TARDA APENAS 15 MINUTOS MENOS QUE EL “LECHERO”

ACTUALIDAD

Viaje a Mar del Plata en tren. (Fotos David Fernández)
Es un viaje de 6 horas y 35 minutos y no para nunca. Pero hay tramos que debe hacerlos a 10 km por hora por el estado de las vías. Prometen que recién para abril de 2019 será más veloz.
Hay que madrugar para subirse al tren directo que une Constitución con Mar del Plata.
Corre una señora con su nieta, que llegan a despachar las valijas justo antes de que la locomotora comience a moverse, puntual, a las 4.15 de la mañana: “Nos quedamos dormidas y casi lo pierdo”, dice ya más relajada.
Viaje a Mar del Plata en tren. (Fotos David Fernández)
El servicio tiene un enemigo: el reloj. No sólo por el horario en el que sale desde una zona no muy amigable para circular de noche y que provoca que llegar hasta allí en taxi o remís a algunos les pueda costar casi lo mismo que el propio pasaje, sino que tarda sólo 15 minutos menos que el tren que ya funciona desde julio y que tiene doce paradas. La empresa promete que en 2019 será más veloz.
Esta nueva formación se inauguró la semana pasada y será la nueva opción que tengan los veraneantes para llegar a la costa atlántica. Clarín estuvo en el tren para contar cómo es viajar a La Feliz por esta vía, y se encontró con un transporte de última generación pero con un camino de otra década.
El tren es silencioso, cómodo para descansar y tiene un mayor espacio entre asientos que el de la clase turista de un avión, si uno se lo propone podría dormir todo el trayecto sin abrir los ojos. Pero tiene problemas que hacen dudar a los pasajeros a la hora de elegir la mejor manera de llegar hasta el mar, uno de ellos –tal vez el más importante- es el del tiempo: va muy lento.
Viaje a Mar del Plata en tren. (Fotos David Fernández)
Por momentos la locomotora no supera los 10 kilómetros por hora, lo que hace pensar que está por frenar en cualquier momento. La acción la repite varias veces en los 400 kilómetros que separan la ciudad de Buenos Aires con la balnearia. Lo llamativo es que no sólo ocurre cuando pasa cerca de zonas urbanas, sino también cuando no hay nada alrededor y sólo se ve el campo y alguna vaca a varios metros de distancia.
En donde el trayecto está en mejores condiciones, la velocidad máxima que puede alcanzar es de 100 km/h. La formación en realidad podría llegar a los 140 km/h, pero por las condiciones del camino no lo hace. Sería como querer acelerar una Ferrari en un viejo empedrado.
El horario de salida es la queja que más se repite entre los pasajeros. Salir a las cuatro de la mañana de Constitución es complejo porque a esa hora ya casi no hay transporte público y las personas no tienen opciones para llegar. Quienes viven lejos y deciden pagar un taxi, el precio puede costar lo mismo que el propio pasaje en tren.
Alfredo Rosa, guarda del tren. (Fotos David Fernández)
La situación es difícil hasta para los empleados del ferrocarril, que deben pasar la noche en la estación: “Llego a las 22, cuando pasa el último tren desde mi casa en Hudson y desde ahí espero hasta subirme a éste”, cuenta uno de los mozos. Los turistas también hacen malabares para llegar a la estación, que es peligrosa a esa hora. Como Ricardo Gutiérrez, jubilado, que se tuvo que tomar dos colectivos desde Florencio Varela: “Es insólito que lo hayan puesto en ese horario, es inseguro y peligroso”.
Si bien todos los coches tienen baños muy bien cuidados y limpios, pasillos relucientes y aire acondicionado, no hay WiFi y la plataforma para ver películas online desde el teléfono no funciona. Si alguien quiere escuchar música o jugar con el celular, deberá saber que es muy difícil cargar la batería: sólo hay dos enchufes por vagón y los pasajeros hacen fila en el baño (donde hay un toma) para recargar el teléfono.
La formación tiene, como en las épocas doradas de los años ‘50, un salón comedor con buenos precios. Aunque en el viaje que hizo este diario el bar parecería haber sido “saqueado”. Sólo se podía comprar café ($25), gaseosas ($30), pebete de jamón y queso ($50) y galletitas de agua ($15). Según el menú debería estar disponible también una pizza individual ($65), sándwich de milanesa ($70), medialunas ($6) y diferentes tipos de golosinas.
El salón comedor. (Fotos David Fernández)
En cuanto al precio del pasaje, los valores varían dependiendo los días. Es más caro los fines de semana y en determinadas fechas (feriados, cambios de quincena) y más barato los martes, miércoles y jueves. Así, el pasaje de ida en Primera (la categoría básica) va de 460 a 510 pesos. El pasaje en Pullman, la clase más alta, puede costar hasta 615 pesos. Son precios más económicos que los de los micros de larga distancia, que salen de Retiro con valores de 600 a 800 pesos y tardan poco más de cinco horas.
Mariano Gavira

 clarin
12/12/17

SE RESTABLECIÓ EL SERVICIO A. KORN – CHASCOMÚS

actualidad

Buenos Aires – Desde el pasado sábado 2 de diciembre quedó reestablecido el servicio de trenes entre Alejandro Korn y Chascomús en la provincia de Buenos Aires.
El mismo se encontraba suspendido desde julio de 2016, y actualmente tiene tres frecuencias diarias en ambos sentidos de lunes a jueves, agregando dos más de viernes a domingo.
El servicio se presta con locomotoras diésel y coches remolcados de clase única, observando paradas intermedias en Cnel. Brandsen, Jeppener, Altamirano y Gándara, con un tiempo toral de viaje de 1 hora y 23 minutos hacia Chascomús, agregándole un minuto más al regreso. Las tarifan van desde $1,50 a $3,40.

Agencia Rieles

VIDEO: LOS USUARIOS OPINAN SOBRE EL SERVICIO DE TRENES

actualidad

La Plata, Buenos Aires, Argentina
“Bárbaro, práctico, limpio. Nosotros venimos desde City Bell y dejamos el auto. Es más fácil”, opinó una usuaria sobre el servicio de tren.
“Me parece muy bien. Atienden bien, no tengo inconvenientes”, opinó otra mujer que suele venir a la ciudad a hacer trámites.
“Está más limpio, más ordenado”, agregó otra usuaria, quien igualmente mencionó los problemas cuando hay interrupciones por arreglos.

 eldia
05/12/2017

VIDAL DA POR FINALIZADO EL PROCESO DE TRANSFERENCIA DE FERROBAIRES

ACTUALIDAD

Ferrobaires
Cerró la intervención de la unidad operativa. Se da en un contexto de varios servicios sin reactivar y un fuerte reclamo en localidades exigiendo el regreso del tren.
La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal le puso punto final a las actuaciones del Estado provincial en lo que refiere al traspaso de los servicios que estaban bajo la órbita de Ferrobaires. Mediante el decreto 621 publicado este martes en el Boletín Oficial, la mandataria dio “por concluida la intervención de la Unidad Operativa de Transferencia” y, por ende, la labor como representantes de la Provincia de Buenos Aires en este aspecto del subsecretario de Servicios Públicos, Pablo Gaytán, y su segundo en dicha área, Mariano Ledesma Arocena.
La administración vidalista tomó esta determinación en un contexto de servicios suspendidos en junio de 2016 que aún no tienen fecha de reactivación, y denuncias de despidos de personal, tal como sucedió en La Pampa, donde se conocieron 21 desafectados en General Pico.
En el caso de aquellas estaciones ferroviarias donde el tren dejó de pasar y no existen certezas sobre su posible retorno, se emitieron desde concejos deliberantes sendos proyectos de comunicación pidiendo certezas sobre el restablecimiento de los servicios, tal como sucede en Pinamar, 25 de Mayo, Tandil y el ramal a Bahía Blanca vía Pringles.
Asimismo, se desarrolló en los últimos días una consulta popular bajo el hashtag #QueVuelvaElTren, donde, tanto en las redes sociales como en las localidades donde hace años que no transita el tren de pasajeros –por ejemplo, Carmen de Patagones, Miramar y Rojas- los usuarios recolectaron firmas exigiendo la “recuperación y modernización del Sistema Ferroviario Nacional” y la “vuelta del tren a los pueblos del interior de la Provincia de Buenos Aires y del país”, entre otros puntos.
En los considerandos del decreto firmado por Vidal y los ministros Roberto Gigante (Infraestructura) y Federico Salvai (Jefatura de Gabinete), se detalla que “habiéndose reunido la Unidad Operativa de Transferencia en múltiples oportunidades” el proceso de traspaso a cargo de la misma “se ha desarrollado de manera satisfactoria”.
Así, y en lo que refiere particularmente a los recursos humanos, se remarca que el artículo 5° del Convenio de Transferencia establece que “toda acción que se instrumente no afectará el mantenimiento de las condiciones laborales del personal de la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial”, y da cuenta de “los censos realizados por la Universidad Tecnológica Nacional datos sobre la situación laboral de la planta de personal”.
Vale recordar que el 30 de junio de 2016 -horas después del choque de dos formaciones en la localidad bonaerense de Rawson, en el que resultaron heridas 20 personas- Vidal dispuso la suspensión total de los servicios de la empresa Ferrobaires. A partir de ese momento, se desempolvó en julio de 2016 el trunco proceso de transferencia que en febrero de 2007 había acordado el gobierno de Felipe Solá con el ex Ministerio de Planificación Federal a cargo de Julio De Vido.
Con la creación de la Unidad Operativa de Transferencia, los plazos fueron estirándose en el tiempo, lo mismo que el censo del personal existente y la confección de un inventario de bienes. Finalmente, un año después, en julio de este año, se oficializó el traspaso y la cesión a la órbita nacional “de 1044 agentes”, algo que fue cuestionado por los gremios que alertaron que sólo se estaba transfiriendo “el 40% del personal de Ferrobaires”.
  letrap
30/11/2017

EL PRINCIPIO DEL FIN PARA EL TREN

ACTUALIDAD

LA PAMPA
Debe ser bravo, difícil, triste, atravesar una situación así… haber trabajado toda una vida en un lugar establecido y que un día cualquiera la letra fría de un telegrama le diga a alguien que ya está, que está despedido, que desde un momento predeterminado su laburo no existe más.
Carlos Horacio Bracamonte tiene 64 años, y nada menos que 47 de ellos los pasó allí, en ese lugar en el que aún mira el horizonte esperando el milagro de un tren que no llegará nunca más.
Es uno de los tres trabajadores ferroviarios que hasta este viernes permanecerán en la estación de trenes de Santa Rosa. Desde la semana próxima, empezado el último mes del año, no volverán a su tarea. Y a pocos pareciera importarles este final anunciado: al gobierno nacional no le interesa que el ferrocarril llegue a La Pampa, y mucho menos que quienes pasaron allí toda su vida laboral -como Carlos- queden desamparados, desprotegidos… en la calle. ¿A quién le importa?
A meses de jubilarse.
Por estos días Carlos ha ido a cumplir con los últimos días de su tarea que -vistas las circunstancias-, se ha reducido a mantener en condiciones la oficina y algunas otras dependencias del centenario edificio. En realidad más de un siglo tiene la construcción, porque el primer tren llegó -según reza una antigua placa de bronce- el 9 de septiembre de 1987.
Pues este hombre -que sólo espera el final menos querido para su vida laboral- trabajó nada menos que casi media centuria en el ferrocarril… así que cómo no comprender su tristeza, su desolación por este desenlace que lo encuentra nada más que a meses de la jubilación. “Lo que pasa es que tengo 47 años de servicio, pero recién promediando el año que viene voy a cumplir los 65”, se lamenta.
Nacido en Buenos Aires, llegó a los 10 años a Realicó, y empezó a desempeñarse como telegrafista cuando tenía nada más que 17. “Me tomaron algunos meses a prueba, sin sueldo, para que aprendiera, y luego rendí un examen y quedé en lo que era Ferrocarriles Argentinos”.
En Santa Rosa.
Más tarde, “incluso antes de hacer la colimba en Mar del Plata”, me destinaron en Santa Rosa, donde estoy hasta ahora… aquí empecé a ser auxiliar de trenes, tenía que darle instrucciones a los cambistas para las maniobras, y me desempeñé también como empleado de boletería; y desde hace un tiempo estoy a cargo de la estación.
Cuando llegué a Santa Rosa vivía en una pensión de una señora Cisneros, aquí cerquita; después con mi mujer Rosa estuvimos en la casita del Ferrocarril que está en Alsina y González”.
Más tarde llegarían las hijas, María Fernanda y María Gimena, y toda la familia se pudo trasladar a la vivienda que pudieron construir en Malvinas 355.
Un mundo de gente y actividad febril.
Bracamonte no hace demasiado esfuerzo para recordar: “¡Lo que era esto! Un mundo de gente… Las maniobras del tren se extendían hasta el Molino Werner, donde se hacían tareas de carga y descarga; pero también allá (señala hacia el oeste) estaban los corrales -en la esquina de Antártida Argentina y 1° de Mayo-, donde cada lunes se subía hacienda a los vagones que iba al mercado de Liniers”.
Y tiene razón: era un mundo de gente. Hombres rudos que afrontaban el severo trabajo de cargar bolsas para armar las estibas, que crecían como si fueran pequeñas montañas que se iban levantando en la playa del ferrocarril (los bolseros semejaban hormiguitas con su carga subiendo hasta el lugar más alto de aquellas pirámides); o que llevaban adelante la tarea de descargar -para las firmas Macom, Lordi, o García Gómez Rouco- los “medios” vagones de cemento.
Las vías apenas se ven.
La radio difundiendo música folklórica suena tenue, y el mate está paralizado… porque ni ganas quedan de seguirlo mientras Carlos Bracamonte recuerda a viejos compañeros, entre ellos a los “jefes” Abelardo Viano, Relmo Marchisio, “Coco” Esquisatti; pero también al “Ruso” Castillo, y tantos otros.
Hoy no quedan en la playa ni los viejos galpones, ni los corrales del embarcadero, ni se arman las estibas que por las noches parecían castillos espectrales…
Ahora, por allí en la inmensidad del espacio algún vecino juguetea con su perro; y más allá, las oficinas de Rentas de la Municipalidad sí tienen actividad, al menos por las mañanas…
Pero aquel mundo febril de gente trabajando ya no existe más… las vías apenas se dibujan, todavía, entre el pasto que crece sin prisa y sin pausa… y en algún momento lo taparán todo.
El principio del fin.
Hubo un presidente que en los ’90 dijo “ramal que para, ramal que cierra”. Era el preanuncio de lo que vendría. “Esa vez zafamos”, recordó Carlos; pero las inundaciones del 2001 serían el acabose… “El tren dejó de llegar porque las locomotoras tenían el motor abajo y no podían pasar… hasta que hace tres años volvió… y claro que nos alegramos, porque teníamos la esperanza que todo volvería a ser como antes”, reflexiona.
Pero fue un espejismo: al tiempito nomás la rotura de dos puentes en territorio bonaerense interrumpió el servicio y las formaciones ya no volvieron… “Fue una lástima, porque era mucho más barato. La gente lo prefería|”, expresó Bracamonte.
Los tres trabajadores el lunes ya no regresarán a la estación: ni Pedro Llanos (58), el cambista; ni Gabriel Arias (coordinador), ni Carlos Bracamonte. Y también Juan Suárez, cambista de Toay, dejará de trabajar.
El tren no regresará… aquellos que dejaron buena parte de su vida en ese trabajo del ferrocarril, seguramente, vivirán algún tiempo de desconcierto, de no saber qué hacer… y tendrán que resignarse. Aceptar lo que no pueden remediar, tratando de entender que hay autoridades a las que no les interesa… ni el tren corriendo por la llanura pampeana, ni aquellos que ahora quedan en la calle… No es negocio, ¡y entonces qué importa!
Esperanza por una promesa
Fue el gobernador Carlos Verna quien hace pocos días dijo que los trabajadores del ferrocarril que iban a ser despedidos iban a tener el apoyo de su administración. “Si la empresa se olvida de ellos el gobierno pampeano los va a tener en cuenta”, expresó el primer mandatario provincial.
Los ferroviarios pampeanos están contratados, en algunos casos desde 1994, por la empresa Ferrobaires y como nunca los efectivizó no les pagará indemnización alguna. Por eso la promesa del gobernador se asemeja a una enorme tabla de salvación para ellos: “Ojalá la Provincia nos tenga en cuenta, como señaló el gobernador Verna”, se esperanzó Bracamonte.
Por un convenio el hombre tiene la obra social Sempre -su esposa está enferma y la necesita-, y anhela que aquella promesa se cumpla para paliar aunque sea en parte tamaña desventura. (M.V.)
  laarena
29/11/2017

“ESTÁN TODOS DE ACUERDO EN QUE VUELVA EL TREN DE PASAJEROS AL INTERIOR”

ACTUALIDAD

Lo afirmó Jorge Ceballos, el coordinador de VIAS, una iniciativa de control ciudadano sobre los trenes, que lanzó un plebiscito “para darle palabra a la sociedad” sobre la vuelta de los trenes de pasajeros.
Jorge Ceballos, el coordinador de VIAS (Verificación Informativa y Auditoría Social), una iniciativa de control ciudadano sobre los trenes, encabezó en Mar del Plata una campaña que busca juntar firmas de usuarios para lograr que el tren de pasajeros vuelva a llegar al interior del país. “Une los pueblos, comunica y genera trabajo”, señaló.
En diálogo con 0223, Ceballos dijo que esta es una iniciativa que vienen impulsando organizaciones de usuarios del ferrocarril y trabajadores ferroviarios. “Creemos que es el medio más seguro y, en el caso del tren de cargas, permite descongestionar las rutas y abarata los costos para los productores”, remarcó.
“Observamos que esta visión sobre el tren que tiene mucho consenso en la sociedad, está un poco silenciada”, señaló el dirigente de Libres del Sur sobre el hecho que motivó la consulta popular en Mar del Plata, realizada en la puerta de la Estación Ferroautomotora.
“La idea fue hacer un plebiscito para darle palabra a la sociedad. Están todos de acuerdo en que vuelva el tren de pasajeros”, aseguró Ceballos.
El coordinador de VIAS dijo que Argentina llegó a tener 47 mil kilómetros de vías en su época de mayor esplendor y “hoy no se si tiene 8 mil”.
“Hay una decisión clara de no darle impulso al tren de pasajeros”, consideró Ceballos sobre la gestión actual del gobierno en materia ferroviaria y agregó: “El tren es una inversión, no un gasto”.
 0223 
28/11/2017

REALIZAN UNA CONSULTA POPULAR SOBRE LA VUELTA DEL TREN AL INTERIOR PROVINCIAL

ACTUALIDAD

Será hasta el 27 de noviembre. En Mar del Plata hay urnas en la Universidad Nacional, en la peatonal y en la estación ferroautomotora.
LA PLATA (Corresponsal)- Organizaciones sociales, usuarios y trabajadores ferroviarios llevan adelante desde ayer la primer consulta popular #Que Vuelva El Tren en más de un centenar de localidades bonaerenses.
La campaña busca poner en agenda la problemática ferroviaria en pos de la recuperación y modernización de los trenes de todo el país.
Según contó Jorge Ceballos, director de VIAS -que vuelva el tren- y promotor de la consulta, en Mar del Plata ya hay urnas ubicadas en la Universidad Nacional, la peatonal y la estación ferroautomotora, entre otros puntos.
Allí, quienes lo deseen pueden contestar en forma anónima a dos preguntas vinculadas a la recuperación del sistema ferroviario nacional.
“El tren es un medio más seguro, permite descongestionar las rutas de camiones y por ende bajar la accidentología y las roturas de los caminos y es menos contaminante que otros transportes”, destacó Ceballos a LA CAPITAL.
“Además, es una ventaja para las economías regionales porque abarata el costo de los traslados”, agregó el dirigente de Libres del Sur.
La consulta que se llevará a cabo hasta el próximo lunes, se realiza además en La Plata, Tandil, Balcarce y Necochea, entre otras ciudades bonaerenses.
En Mar del Plata
Ceballos estará mañana en Mar del Plata en la terminal ferroautomotora ubicada en avenida Luro y San Juan.
Sobre el ramal que une Constitución con la ciudad, el dirigente consideró que “habría que modernizar el sistema para que el tren no tarde 7 horas. Si tardó 3 horas 45 minutos en la década del ‘50 del siglo pasado, creo que hoy podríamos hacerlo en 4 horas”.
Además, planteó la necesidad de “agregarle frecuencias” al servicio local. “Si el usuario tarda 7 horas, no tiene la certeza de llegar y se le cobra un precio no muy distinto al del micro, ¿cuál es la diferencia?”, se preguntó. La campaña está organizada también por Monafe, La Bordó de Mitre y Tren Para Todos.
  lacapitalmdp
27/11/2017

RECLAMAN LA VUELTA DEL TREN QUE UNE PINAMAR CON BUENOS AIRES

ACTUALIDAD

El HCD de Pinamar pidió reactivar el servicio de tren, que hace pocos meses volvió a transitar Constitución - Mar del Plata.
El servicio había regresado de manera fugaz en 2015 pero fue desactivado por el gobierno de María Eugenia Vidal por “no presentar las medidas de seguridad necesarias”. Detalles.
Mediante una resolución enviada a la secretaría de Transporte de la Nación, el Concejo Deliberante pinamarense pidió por la reapertura del ramal ferroviario entre General Madariaga, Juancho y Pinamar.
“Que se cumpla con el deber de mantener la continuidad del servicio público de transporte por tren de pasajeros y de carga. Una ciudad turística como Pinamar debe estar comunicada por todos los medios de transporte”, redactaron los ediles.
La medida se tomó luego de que se aprobara la transferencia de Ferrobaires, de Provincia a la Nación y se estableciera así un programa de restauración de servicios. En este sentido, Mar del Plata, Junín y Bahía Blanca ya recuperaron sus ramales que habían sido suspendidos pero no se planificó nada aún para los servicios que corrían por Pinamar, 25 de Mayo y Tandil más Gardey y Vela.
Luego de casi cinco años de inactividad por falta de material rodante, en julio de 2015 partió desde Plaza Constitución un tren turístico que unió la Ciudad de Buenos Aires con Estación Divisadero de Pinamar, con viajes de ida los viernes y el regreso de los domingos.
El servicio se reactivó en vacaciones de invierno y se pensó para tener continuidad fines de semana largos y en los veranos, con la opción de coches Pullman y Primera, además de traslado de automóviles, pero el cambio de gobierno provincial lo desactivó y todavía no hay novedades de su vuelta a las vías. Fue una vuelta fugaz.
El corte definitivo del servicio lo dispuso la gobernadora María Eugenia Vidal tras asumir su cargo en la Provincia argumentando que los trenes presentaban serias deficiencias en la seguridad de los pasajeros y de las tripulaciones a bordo.
Los concejales de Pinamar admitieron que la vuelta del tren a Pinamar también reactivaría el turismo en la región, con más visitantes que llegarían a la vecina Villa Gesell y a las localidades del Partido de La Costa, con más opciones de transporte para pasar sus vacaciones.
  entrelineas
24/11/2017

INSTALARON EL PUENTE FERROVIARIO QUE ELIMINARÁ EL CRUCE CON EL TREN EN LUJÁN

ACTUALIDAD

La obra fue realizada por el Ministerio de Transporte de la Nación a través de Vialidad Nacional y permitirá que el tránsito vehicular circule por debajo del nuevo puente, beneficiando así a los 10 mil vehículos diarios que hoy realizan este cruce a través de un paso a nivel.
El nuevo puente, con una inversión de 1200 millones de pesos, forma parte de la obra del bypass Luján que lleva adelante Vialidad Nacional sobre la RN5 en el marco de la obra de autopista Luján-Bragado. La estructura, que fue construida sobre las vías del ferrocarril Sarmiento, fue construida en el Astillero Storni en la Ciudad de Buenos Aires, con una innovadora tecnología. Está compuesta por dos trochas de 24 metros de longitud y otras siete piezas.
Las tareas de instalación se llevaron a cabo sin interrupciones durante el fin de semana largo. Durante el día sábado se colocaron las tres vigas de apoyo y se montaron dos de los cuatro puentes, mientras que los otros dos restantes se instalaron el día domingo; todo ello sin afectar el tránsito vehicular.
El reemplazo de las vías del tren por el paso del bypass de conexión con el Acceso Oeste permitirá mejorar la seguridad vial para miles de vecinos y también para los conductores de transporte de carga. La zona tiene un gran caudal de vehículos que la atraviesan diariamente, con el nuevo puente se disminuirá la congestión y se reducirán los tiempos de viaje.

“El puente del bypass a Luján está montado en su totalidad. Esto me emociona. El devenir del proyecto y de la obra en sí comprueba la eficiencia con la que se ha venido manejando el proyecto. Respondimos con hechos a un reclamo histórico de los habitantes de Luján. Los autos y camiones dejarán de circular por un puente que data de 1.940, donde no entran dos vehículos al mismo tiempo, con el riesgo y los trastornos que eso implica”-Javier Iguacel, administrador general de Vialidad Nacional.
El bypass Luján, de 8 kilómetros en total, bordea el casco urbano para enlazar directamente con el Acceso Oeste. Es un área núcleo de la producción agrícola y ganadera y la obra impactará en forma positiva para la logística de las industrias regionales.
 Luján en Línea
23/11/2017

GRAL. BELGRANO: CHARLA SOBRE LOS TRENES EN LA REGIÓN DEL SALADO

ACTUALIDAD

El próximo sábado 25 del corriente tendrá lugar en la ciudad de General Belgrano la charla “La conquista ferroviaria de la región del río Salado”
Los ferrocarriles Sud y Oeste de Buenos Aires. La llegada de los rieles a Cañuelas, Monte, Chascomús, Ranchos, General Belgrano y Las Flores.
La disertación será brindada por el Lic. David Merello, activo colaborador del Museo Ferroviario de Ranchos, como parte del Programa Integrar Cultura entre General Belgrano y San Miguel del Monte.
La misma se efectuará a las 19 horas en el andén de la Estación de General Belgrano.-
 InfoZona
23/11/2017

CONVERTIRÁN EN UN PARQUE LOS TERRENOS DEL FERROCARRIL

actualidad

Cipolletti, Río Negro
Son los que dan a la calle Tres Arroyos. Nación financiará la obra.
En el Municipio están preparando una mejora y estandarización de los principales espacios verdes ubicados en avenidas y calles y también en la zona aledaña a las vías del ferrocarril, donde además se crearán nuevas áreas para el disfrute público. Cuando los proyectos estén terminados, se llevarán al gobierno nacional en procura del financiamiento necesario para las obras. No se descarta tampoco disponer de fondos propios para las iniciativas.
La preparación de las propuestas está a cargo de la Dirección de Planificación Territorial, que depende de la Secretaría de Gobierno. Sin embargo, como se requiere de una labor multidisciplinaria, se tienen en cuenta los aportes que puedan hacer otras carteras, en particular, las de Obras Públicas y de Servicios Públicos.
Entre los espacios verdes que se atenderá figuran las avenidas La Plata y Alem, junto con los ya existentes en los terrenos ferroviarios. Además, se incluirá la posibilidad de crear otros nuevos en la zona a la vera de Tres Arroyos y al este de Kennedy hasta las proximidades de la ciudad de Fernández Oro.
El titular de Gobierno, Diego Vázquez, manifestó que reviste particular interés la forma en que se mejorará la avenida La Plata, ya que por estar ubicada a lo largo de un tendido eléctrico de alta tensión no se pueden plantar árboles ni construir estructuras arquitectónicas de ningún tipo, por el riesgo de que se produzcan arcos voltaicos.
No obstante, en la calle sí es posible contar con buen césped y también con canteros y veredas de hormigón.
El funcionario destacó que en el sector de Vélez Sarsfield, paralelo a las vías, se impulsará el entubamiento del canal de desagüe que pasa por allí, lo que impactará positivamente en el paisaje urbano, además de terminar con la posibilidad de desbordes.
Los planificadores no se contentan con refacciones y cambios en los espacios ya existentes. También aspiran a recuperar las tierras hoy casi baldías ubicadas junto a Tres Arroyos, que pueden convertirse en un atractivo más para la ciudad, que con el tiempo podrá asemejarse al actual Paseo del Ferrocarril, ubicado junto a la calle Fernández Oro.
Siempre en paralelo a los rieles, se recuperará y se parquizará el sector lindero, más allá de la calle Kennedy.
El proyecto del Municipio contempla la parquización de otros sectores, como el bulevar de la avenida La Plata y la ciclovía al este de la Kennedy.
Respetando la identidad cipoleña
Los técnicos del Municipio apuntan a embellecer y parquizar la ciudad, agregando más superficie, como en las tierras todavía agrestes que se extienden junto a las vías, y elevando la calidad de los ya existentes a través, por ejemplo, de la construcción de veredas. El trabajo de proyección es muy meticuloso ya que demanda evaluar las condiciones actuales y el perfil mínimo que se quiere para todas las zonas de esparcimiento público. El secretario de Gobierno, Diego Vázquez, manifestó que se respetarán las características propias de cada lugar, pero la identidad cipoleña que deparará la estandarización en aspectos básicos permitirá que el conjunto pueda resaltar en su diversidad.

 lmcipolletti
14/11/2017